Atapuerca - Patrimonio de la humanidad

English

English

Español

Español
Buscar

Cuaderno de Arsuaga

NUEVAS ESTACIONES DE ARTE RUPESTRE EN EL VALLE DEL TRUBIA (SANTO ADRIANO, ASTURIAS) Jueves 05 de Junio, 2008
Por Juan Luis Arsuaga, Gema Adán, Miguel Arbizu, Antonio Criado, Milagros Fernández y Montserrat Girón
Publicado en la Revista Asturies, Número 22, Diciembre de 2006

Un equipo de arqueólogos, paleontólogos y geólogos de las universidades de Oviedo y Complutense de Madrid realiza excavaciones y prospecciones en el valle del río Trubia, en el marco de un proyecto sobre los primeros pobladores del valle financiado por el Principado de Asturias.

Desde el año 2001 años se excava la Cueva del Conde y se prospecta sistemáticamente el valle (4 km2). Se trata de una zona privilegiada para estudiar asentamientos prehistóricos porque en él se conocían unos 7 yacimientos paleolíticos, entre ellos la Cueva del Conde, y dos estaciones de arte prehistórico con grabados de animales (Cueva de los Torneiros y Cueva de Santo Adriano).

Peña Forcada en el Valle del Trubia (Asturias)Uno de los grupos de trabajo del equipo, TERA, descubrió el día 28 de octubre de 2005 dos nuevas estaciones de arte prehistórico.En la Cueva Pequeña se localizó una cierva grabada. Pero una pequeña entrada situada próxima a la boca de la Cueva de los Torneiros deparó una sorpresa aún mayor. Al final de una galería muy baja por la que hay que arrastrarse se llega a una pequeña cámara en la que los investigadores identificaron numerosos grabados. Analizados con más detalle resultaron corresponder a quizás más de veinte figuras animales superpuestas, algunas de las cuales pueden reconocerse, en una primera inspección, como ciervas.

Este descubrimiento puede considerarse muy importante y su estudio será largo y difícil debido a la complejidad de las superposiciones. El estilo se asimila al de las figuras ya conocidas de Cueva de los Torneiros y Cueva de Santo Adriano, considerado Gravetiense-Solutrense. En la Cueva del Conde se conocen desde 1915 una serie de incisiones verticales consideradas aún más antiguas.

Estos hallazgos ponen de manifiesto la gran potencialidad del valle del Trubia para las investigaciones prehistóricas.

• CAMARÍN DE LAS CIERVAS DE TORNEIROS

Está situado en el sector occidental de la denominada Sierra de Los Collaos, en el Valle del Trubia. Unos 12 m. al oeste de la visera principal del conjunto de galerías de los Torneiros, se localiza una pequeña entrada de 1 m. de altura y 2,5 m. de ancho de la que parten varios conductos tipo gatera. Los que se prolongan hacia el Este conducen a una pequeña sala de unos 4 m. de ancho por otros 4 m. practicables hacia el interior que se estrecha en una pequeña gatera actualmente colmatada. La sala que hemos denominado “Camarín” se encuentra rellena de sedimento por lo que actualmente su altura máxima no sobrepasa los 90 cm. Presenta en techo y paredes un conjunto de grabados que se relaciona directamente con los del entorno inmediato -cueva Pequeña, cueva de los Torneiros y abrigo de Santo Adriano- atribuibles al segundo horizonte gráfico del Nalón.
Descubierta en octubre del 2005 y todavía en fase de estudio, esta pequeña cavidad parece haber estado en origen abierta hacia el exterior en dirección Sur, lo que permitía la entrada de luz natural hasta los grabados de las figuras animales parciales y completas que conforman el conjunto. Las figuras, de surco en U realizadas sobre caliza gris con trazo seguro, se encuentran en general superpuestas y excepcionalmente aisladas en pequeñas superficies y varios de los motivos se encuentran en parte cubiertos por coladas calcíticas. La mayor acumulación se observa en el lateral izquierdo del camarín, a lo largo de 1,20 m. por 90 cm. de altura, en lo que hemos dado en denominar panel 1.
En el conjunto de grabados del camarín se han podido independizar 15 figuras de las cuales más del 60% -9- se identifican claramente como ciervas; éstas son representadas sintéticamente, con líneas de contorno que delimitan una cabeza trilineal, un cuerpo voluminoso y las patas, cuando aparecen, se resuelven con dos trazos convergentes y, generalmente, sin pezuñas. Su tamaño oscila entre los 20 y los 70 cm. y aparecen patinadas y muy desgastadas en general, al igual que el resto de los grabados del yacimiento.

• Descripción de los paneles

Imagen 1: Panel 1 de arte rupestre en el Camarín de las Ciervas de Torneiros (Santo Adriano, Asturias)Panel 1. Situado en la pared Norte de la sala. Actualmente en fase de estudio, presenta al menos 9 figuras animales reconocibles, junto a representaciones parciales de cuadrúpedos –lomos grupas, patas y posibles curvas ventrales- y otros trazos indeterminados. Las características morfológicas de dos de los cuerpos acéfalos representados (a y b) llevan a plantear su posible clasificación como bóvidos en lugar de cérvidos. (Imagen 1)

1. Posible cierva. Grupa, cuartos traseros y curva ventral orientada hacia la izquierda desaparece bajo una colada calcítica.
2. Cierva. Cabeza trilineal orientada hacia la derecha.
3. Cierva. Cabeza trilineal cuya oreja y testuz están definidos por la misma línea que forma el lomo de la cierva 4.
4. Cierva. Cabeza trilineal con indicación de la boca y ligeramente erguida, lomo, grupa y línea ventral.
5. Cierva. Cabeza trilineal, lomo y grupa, orientada hacia la derecha.
6. Cierva. Orientada hacia la derecha, con cabeza trilineal y trazo intermedio en la zona del hocico para representar la boca.
7. Posible cáprido. Prótomos, pecho y lomo. La prolongación de la línea naso frontal define la cornamenta.
8. Cuadrúpedo acéfalo. La curva ventral, realizada en un solo trazo, se prolonga para cerrar la cara interna de la pata trasera.

Imagen 2: Paneles 2-5 de arte rupestre en el Camarín de las Ciervas de Torneiros (Santo Adriano, Asturias)Panel 2 (Imagen 2). Situado en el techo.
1. Cierva de cabeza trilineal.
Panel 3 (Imagen 2). Situado en el techo.
1. Cierva de cabeza trilineal
2. Posible curva ventral.
Panel 4 (Imagen 2). Situado en la pared sureste de camarín
1. Cuartos traseros. De trazo continuo, con pezuña.
2. Cierva. Cabeza trilineal.
Panel 5 (Imagen 2). Situado en la pared Norte hacia el interior.
1. Posible cierva. Línea cérvico dorsal completa y líneas de cuello, pecho y vientre parcialmente representadas.
Panel 6. Situado ligeramente por debajo del panel 5 y hacia el interior se encuentra a ras del sedimento.
1. Representación animal situada en un sector inaccesible de la cavidad. De contorno alargado, se trata de un posible cérvido del que no se ha podido tomar una imagen perpendicular para extraer el calco.


• CUEVA PEQUEÑA (SANTO ADRIANO, ASTURIAS)

Imagen 3: Figura 1 de arte rupestre de Cueva Pequeña (Santo Adriano, Asturias) Está situada en el sector occidental de la denominada Sierra de Los Collaos, en el Valle del Trubia, y próxima a la cueva de los Torneiros. Se trata de un abrigo cubierto por una visera, o covacha de pequeño desarrollo, con varias galerías estrechas que se cierran colmatadas por el sedimento. El frente de este abrigo se abre en dirección E-O y tiene unas dimensiones de 11m; su profundidad, medida en dirección N-S, a la altura del panel 1 es de 3m (ver plano). Fue utilizada tradicionalmente, como corral para el ganado.
Junto a una serie de graffiti de cronología moderno-contemporánea, contiene dos grabados adscribidles al segundo horizonte gráfico del Nalón Medio (gravetiense-solutrense), presente en la cercana cueva de Los Torneiros, así como en el abrigo de Santo Adriano, ambas en el mismo concejo de Santo Adriano.

Imagen 4: Figuras 1 y 2 de arte rupestre en Cueva Pequeña (Santo Adriano, Asturias)Las figuras paleolíticas, se localizan en la visera del abrigo, la primera orientada hacia el interior y la segunda hacia el lateral derecho del mismo.

Figura 1 (Imágenes 3 y 4) . Situada a 2 m. del suelo, cierva de cabeza trilineal realizada con un grabado de surco ancho (5 mm.) y profundo, de sección en U de salvo en la línea cervico-dosal, con trazo en V. Exceptuando la grupa, que viene marcada por el volumen del soporte, se trata de una representación completa del animal, en perfil absoluto y con la cabeza erguida, que mide 26 cm. desde la cabeza a la pata anterior, y 32 cm. de la cabeza al comienzo de la nalga.

Figura 2 (Imagen 4). Representación parcial de otra posible cierva realizada con trazos de menor profundidad y grosor. Grabada en perfil absoluto, se observa la línea ventral en M, que se prolonga para trazar la cara interna de la pata trasera, y la línea cervico-dorsal y grupa.

La conservación de este conjunto es deficiente, tanto por el propio soporte calizo que tiene un grado de deterioro importante, como por la actual utilización de la cavidad en las actividades ganaderas de la zona, lo que puede potenciar además su degradación.


Aviso Legal | Política de Privacidad | Optimizada para 1024x768 | Hacer de este sitio mi página de inicio | Mapa Web | Contacto | © Atapuerca.tv

¡CSS Válido! ¡XHTML Válido!