Atapuerca - Patrimonio de la humanidad

English

English

Español

Español
Buscar

Industria Lítica - Trinchera Dolina

INTRODUCCIÓN

La elaboración de herramientas líticas en la evolución humana

Los numerosos restos líticos que acompañan a los fósiles encotrados en el nivel TD6, corresponden a un modo muy sencillo de tallar la piedra. Es el denominado Modo 1 Nuestro linaje se caracteriza por tener un cerebro de gran tamaño y por la producción extrasomática de objetos para obtener energía del entorno. Todas las especies del género 'Homo' sin excepción han sido productoras de instrumentos líticos, por lo tanto, un cerebro con un córtex cada vez más desarrollado y unas extremidades superiores adaptadas a funciones biomecánicas nuevas son las responsables de los cambios que han tenido lugar en la organización social de los primates humanos en el transcurso de la evolución.

La producción y el uso sistemático de instrumentos configuran sin duda las formas de socialización de los homínidos. La manera como se obtiene el alimento posibilita nuevas formas de consumo y reparto del mismo y, por lo tanto, aparecen nuevas formas de cohesión social, o sea, la producción y uso sistemático de herramientas resocializan al primate y lo conducen por el sendero de la humanización.

Nosotros hemos planteado que la causa determinante del cambio de la etología de los homínidos se ha de buscar en la evolución de la complejidad de los sistemas técnicos de producción de instrumentos. A través de la fabricación de los instrumentos y su socialización emerge el comportamiento cultural. Las grandes adquisiciones del género 'Homo' no hubieran sido posibles sin la inteligencia operativa; en nuestra opinión, sin la retroalimentación que se produce entre cerebro y manos al confeccionar herramientas sería imposible imaginar como los homínidos humanos pudieron desarrollar otras adquisiciones como el lenguaje o el comportamiento simbólico complejo.

Industrias Líticas Pleistocenas La forma de organizar los sistemas técnicos para la producción de instrumentos interviene de forma decisiva en la reconfiguración de las áreas de nuestro cerebro a la vez que influye de forma efectiva en la socialización de los individuos de las distintas comunidades de todas las especies de nuestro género.

En resumen, el proceso evolutivo del género 'Homo' es una consecuencia de su forma tan singular de adaptación al medio.

La producción de objetos líticos

La gestión técnica de las rocas por los primates para obtener sus herramientas necesita una serie de capacidades ciertamente complicadas. A nuestro entender, las más importantes son: 1) La planificación de procesos; 2) La visualización de los procesos antes de realizarlos; 3) Formalización de los procesos y como consecuencia su estandarización; 4) La capacidad de gestión empírica de los procesos mentales; 5) El uso sistemático de materiales extrasomáticos en todos los procesos de adquisición de energía.

Sin las capacidades citadas es imposible establecer un sistema técnico en la producción de herramientas líticas; esta es la singularidad que define al primate humano y que le da una jerarquía dentro de su propio orden.

La producción de una morfología lítica determinada parte de un largo encadenamiento de acciones hasta llegar a conseguir la forma deseada y el proceso termina con el uso del objeto producido; en el caso de un sistema técnico que se desarrolle completamente no siempre es así y por este motivo existen herramientas que no son utilizadas.

El proceso técnico que permite la producción de instrumentos consiste, como ya hemos comentado, en una larga cadena de acciones mentales y físicas. En primer lugar, una vez establecido el conjunto de herramientas que se necesitan para desarrollar una actividad de acuerdo con su estructura y función, se debe proceder a la captación de materias primas en el entorno. Después, en la mayoría de los casos, se trasladan a las zonas de talla o campamentos y a continuación empieza su modelado por percusión o por proyección siguiendo el esquema mental preestablecido.

Atapuerca foto. Denticulado de Sílex de TD6 (Gran Dolina, Sierra de Atapuerca) De esta manera las materias primas o rocas en forma de Bases Naturales (BN), son explotadas directamente para configurar objetos, Bases Negativas de 1º Generación (BN1ºG) o para ser explotadas como Bases Negativas de 1º Generación de Explotación (BN1ºGE) y obtener un amplio repertorio de Bases Positivas (BP) o lascas. Las Bases Positivas a su vez pueden o no ser modificados para obtener morfologías concretas, Bases Negativas de 2º Generación (BN2ºG). Al final de la cadena está el uso del objeto para actividades diversas. Esta cadena operativa tiene la misma lógica que la del trabajo en serie de las factorías modernas y, por tanto, deberíamos reconocer que existe un nivel de complejidad estructural en nuestro sistema técnico desde la primera especie de nuestro género.

El aumento de complejidad y su variación en los procesos de producción y uso de instrumentos han permitido su clasificación en una serie de modos que de forma correlativa, van del 1 al 4.

LA INDUSTRIA LÍTICA DE LA GRAN DOLINA

El primer nivel rico en industria lítica en aparecer en la Gran Dolina fue el llamado TD11, en el que aparecieron decenas de piezas. Por su morfología, se pudo establecer un parentesco entre aquellos materiales y los que por entonces aparecían en el yacimiento de Galería en un nivel llamado GSU11, repleto de restos óseos e industria lítica. Pero las características de las piezas encontradas en Dolina eran diferentes. La presencia de distintos fragmentos procedentes del mismo bloque original indicaba que era en la Dolina donde los antiguos humanos habían fabricado sus herramientas.

La industria lítica de Dolina (al igual que la de Galería) está hecha de varios tipos de roca. Muchas son de cuarcita, una roca que se encuentra en abundancia en las orillas del río Arlanzón en forma de cantos rodados. También aparecían con mucha menos frecuencia, fragmentos de cuarzo y arenisca. Todos estos materiales provienen de la Sierra de la Demanda y han llegado hasta allí arrastrados por el río. La roca más usada es el sílex que aparece en dos variantes, una de ellas de enorme fragilidad.

Inmediatamente se comprobó que TD6 es uno de los estratos más ricos de la Dolina. Desde el primer momento empezaron a aparecer piezas de industria lítica en abundancia. El sedimento de la Dolina era cuidadosamente lavado en un tren de cribas para recuperar hasta el más mínimo fragmento. Entre los de tamaño más reducido aparecían pequeñas esquirlas de sílex y cuarcita procedentes de la talla de herramientas. Más de 100 piezas, algunas de ellas diminutas esquirlas de roca que demostraban que las herramientas habían sido fabricadas en TD6. El hallazgo de cuatro piezas de industria lítica en TD4 era la prueba de que en la época en que se formó TD4 ya había seres humanos en la Sierra de Atapuerca. Eso suponía presencia humana en Burgos cerca de los 780.000 años de edad en los que estaba datado este nivel.

En el yacimiento de la Gran Dolina han sido localizados los Modos Técnicos 1, 2, y 3.

El Modo 1

Atapuerca foto. Canto talado de calcita del Modo 1 (Chopper), procedente de TD6 (Sierra de Atapuerca, Burgos) Nos referimos así al conjunto de herramientas que se conocen como pre-olduvayense y olduvayense. El nombre lo reciben del epónimo Olduvai Gorge (Kenia), lugar donde se identificó este modo por primera vez.

Localizamos el Modo técnico 1 en África desde hace aproximadamente 2,5 millones de años hasta hace 1,5 millones de años. Durante este periodo de tiempo este Modo técnico es hegemónico en todo el planeta. Se caracteriza por la explotación de rocas ígneas y metamórficas para la obtención de Bases Positivas (lascas). Las Bases Naturales son gestionadas en volumen. La explotación de las Bases Naturales en volumen de las rocas se caracteriza por la producción recurrente o no de lascas (positivos), buscando siempre plataformas lisas donde golpear; cuando una plataforma se agota se busca una nueva para poder continuar el proceso de reducción. Normalmente el soporte que se reduce tiene aspecto globuloso, poliédrico o cúbico. En algunos de los yacimientos del Modo 1 se localizan cantos y bloques de medio y gran formato modificados para el uso directo de los mismos (BN1GC). La finalidad es la obtención de instrumentos con filos cortantes para despedazar animales y conseguir su biomasa.

En general, los instrumentos líticos tienen poca complejidad morfológica, sin embargo presentan una gran complejidad técnica, como lo demuestra la cadena operativa de donde proceden. En el yacimiento de Lokalelei (Kenia) se ha podido remontar una secuencia de explotación de más de 40 Bases Positivas, demostración palpable de la existencia de una larga cadena de gestos consecutivos destinados a obtener morfologías estándar, lo que sin duda requiere planificación y eficiencia operativa. Ello nos indica que el Modo 1 es un sistema técnico complejo pero poco desarrollado a nivel de la producción de morfologías.

Las localidades más antiguas conocidas se encuentran en África, entre ellas destacan: Lokalelei 2C (West Turkana, Kenia), con 2,4 millones de años de antigüedad; Gona en el Middle Awash y Hadar (ambas en Etiopía), con una antigüedad de entre 2,5 a 2,3 millones de años.

En Euroasia el yacimiento más antiguo localizado hasta ahora es el de Dmanisi (Georgia) con industrias líticas del Modo 1 de 1,7 millones de antigüedad. Este registro es además el más antiguo que se ha hallado fuera del continente africano que esté asociado con restos fósiles del género 'Homo'.

Atapuerca foto. Núcleo de sílex del nivel TD6 (Gran Dolina, Sierra de Atapuerca, Burgos)Modo-1 en la Gran Dolina: Los niveles TD4, TD5 y TD6 han suministrado instrumentos tallados del Modo 1. Su antigüedad es de más de 780.000 mil años y, por lo tanto, pertenecen al Pleistoceno inferior. Las rocas utilizadas son de seis tipos: sílex (neógeno y cretácico), cuarcita, caliza, arenisca y esporádicamente cuarzo. En ningún caso la captación de materias primas para la confección de herramientas se hace a más de tres kilómetros de los asentamientos. Los homínidos que ocuparon el nivel TD6 acarreaban grandes bloques de sílex neógeno como reserva para obtener después lascas de filos muy cortantes. Algunos remontajes realizados en este nivel nos indican que la gestión y talla de los materiales se realizaba "in situ".

El 'Homo antecessor' pretendía obtener Bases Positivas pero en muy pocos casos las retocaba. Las Bases Negativas de 1º Generación de Explotación (Núcleos) están bien representadas. Estos soportes eran gestionados casi siempre en volumen, mayoritariamente de forma ortogonal aunque está presente la reducción unipolar recurrente y la unifacial y bifacial circular. Con estos sistemas de talla se obtenían productos espesos con talones lisos y caras ventrales rectas. Sólo ocasionalmente algunos de estos positivos fueron retocados y convertidos en herramientas más complejas a nivel morfotécnico. Los análisis que se han realizado de algunas de las Bases Positivas han mostrado señales de uso asociadas al trabajo sobre pieles y carne de animales y sobre vegetales.

El Modo 2

La única pieza de industría lítica encontrada en la Sima de los Huesos: un bifaz realizado en cuarcíta roja y apodado Excalibur Los sistemas que caracterizan a este Modo técnico fueron descubiertos por primera vez en Saint Acheul (Francia), es por ello que a estas industrias se las denomina también Achelense. La emergencia de este modo al igual que ocurre con el Modo 1, se produce en África. Las industrias de este estilo más antiguas que se han hallado hasta el momento se remontan a 1,5 millones de años. Mientras que en África este Modo técnico desaparece sobre los 400.000 años, en el continente euroasiático pervive hasta los 150.000 años. Se caracteriza por largas cadenas operativas con producción de Bases Positivas de gran formato y por su configuración, obteniéndose así un amplio espectro de morfologías inexistentes en el Modo 1. De esta manera, morfologías como los bifaces, tallados por ambas caras, los picos, tallados unifacialmente o bifacialmente, y hendedores son las más representativas en los registros.

En el Modo 2 aumenta también la diversidad de métodos en la explotación de Bases Naturales. Además de la explotación en volumen, también están bien representadas la talla centrípeta unifacial y bifacial, unipolar y bipolar recurrente. Hasta ahora la prueba más antigua de la existencia de este Modo está en el yacimiento de Konso Gardula (Etiopía).

Fuera del continente africano, los instrumentos del Modo 2 más antiguos se localizan en Asia en Ubeidiya (Israel), con una cronología de 1,4 millones de años. En Europa son representativos La Caune de l’Arago (Francia) y Nortachirico ( Italia) con unos 600.000 años de antigüedad. Al igual que ocurre con el Modo 1 resulta interesante que este Modo se desarrolle en Europa entre 800.000 y 1.000.000 de años después de haber emergido en África.

Punta de cuarcita (base negativa de 2º generación)procedente del nivel 10 de Trinchera Dolina, pertenceciente a la tecnología lítica de Modo 2El Modo 2 en la Gran Dolina aparece localizado en la base del nivel TD10, y posee entre 400.000 y 300.000 años de antigüedad. Hacia los niveles superiores de este nivel esta tecnología pasa a aproximarse al Modo 3, en lo que podría constituir un nivel de transición entre el Modo 2 y 3. A diferencia del yacimiento de Galería, aquí los materiales parecen haberse fabricado “in-situ” en el propio yacimiento.

El Modo 3

Las herramientas pertenecientes al Modo 3 fueron localizadas por primera vez en la Dordoña francesa, en el yacimiento de Le Moustier, por eso se les denomina musterienses. En África se localizan industrias de este tipo con una cronología de cerca de 300.000 años que se atribuyen a la Middle Stone Age, y sus sistemas técnicos son homólogos a lo que aquí se denomina musteriense. El Modo 3 más antiguo de Europa (encontrado en la Gran Dolina), emerge en Europa a mitad del Pleistoceno medio; y se caracteriza por la gran variabilidad que presenta la talla, la desaparición de los instrumentos de gran formato tallados sobre Base Positiva y por una gran diversidad de morfologías de pequeño y medio formato.

El Modo 3 en la Gran Dolina ha sido localizado en el nivel TD10 y TD11, siendo las herramientas más antiguas de más de 300.000 años de antigüedad.

Las materias primas utilizadas para la confección de herramientas proceden de las zonas fluviales próximas y de la propia Sierra. Las rocas más utilizadas son el sílex neógeno, la cuarcita, el sílex cretácico y las areniscas, mientras que el cuarzo y la caliza solo se usan de forma ocasional.

Punta de cuarcita (Modo 3) del nivel TD10 de la Gran Dolina (Atapuerca) Aunque en el nivel TD11 las ocupaciones no debieron durar mucho tiempo, en TD10, además de un conjunto de ocupaciones de corta duración, presenta un asentamiento estructural de larga duración, posiblemente un campamento. Los sistemas técnicos se caracterizan por la explotación centrípeta y "levallois", además de la ortogonal recurrente. El objetivo es la obtención de Bases Positivas de mediano formato, algunas de las cuales son retocadas para configurar una amplia gama de morfologías, entre las que destacan las raederas (típicas en TD10), las puntas (más habituales en TD11) y los denticulados. Los estudios de traceología que se han realizado para conocer el uso de dichas herramientas han permitido determinar su función; trabajos sobre pieles y carne, así como vegetales.

Conclusiones

En la Gran Dolina hemos identificado todos los modos técnicos conocidos en el Pleistoceno inferior y medio. La evolución y el cambio de los sistemas técnicos nos permiten evaluar la complejidad de las comunidades de los distintos homínidos que habitaron Atapuerca en el transcurso del Pleistoceno.

Los instrumentos más antiguos pertenecientes al Pleistoceno inferior de la Gran Dolina tienen alrededor de 1.000.000 de años de antigüedad y pertenecen a los niveles 4 y 5 de Gran Dolina, en los que no han aparecido fósiles de homínidos. Sin embargo, el Modo 1 se asocia a 'Homo antecessor' en el nivel TD6.

Por el contrario, ni el Modo 2 (en TD10) ni el Modo 3 (en TD10 y TD11) se encuentran asociados a restos humanos fósiles en la Gran Dolina.

Aviso Legal | Política de Privacidad | Optimizada para 1024x768 | Hacer de este sitio mi página de inicio | Mapa Web | Contacto | © Atapuerca.tv

¡CSS Válido! ¡XHTML Válido!